Causas de rescisión por las que deben indemnizarte y pagarte lo que te deben.

Causas de recisión por las que deben indemnizarte y pagarte

La Indemnización Laboral. no es otra cosa que la compensación económica que te corresponde en función del tiempo trabajado cuando el patrón incumple con el contrato de trabajo que los vincula o, también, cuando te separa unilateralmente y por causas injustificadas de la empresa para la que laboras.

¿En qué casos mereces recibir la indemnización?

Como ya se mencionó, la indemnización te corresponde cuando te ves separado de tu trabajo en forma definitiva, por causas imputables exclusivamente al patrón. Cuando se cae en este supuesto se incurre en una figura jurídica conocida como; despido injustificado.

Se dice que un despido es injustificado cuando, el patrón, faltando a lo estipulado en el contrato individual o colectivo de trabajo, el reglamento interior de trabajo o a lo dispuesto en la Ley del Trabajo vigente, rescinde la relación laboral con el trabajador.

También te va a interesar: Diferencias entre liquidación y finiquito.

Causas de rescisión del contrato de trabajo

Como ya se comentó, cualquier violación al contrato, al reglamento interior de trabajo o a la propia ley, son causa suficiente para terminar con la relación laboral. Sin embargo, aquí te explicamos con mayor detalle algunos de los conceptos más recurrentes y que, además, merecen el pago de una indemnización.

Reducción de salario

La ley federal del trabajo indica que no existe ningún motivo válido para que, el patrón, reduzca el salario del trabajador y será prerrogativa del trabajador ejercer su derecho para exigir el pago de una indemnización si este fuera el caso.

Cambio de lugar de trabajo o de horario

Algunas empresas cuentan con más de un sitio para realizar su actividad, los que pueden estar cercanos unos de otros o situados en distintas ciudades. También son comunes las empresas con múltiples sucursales diseminadas a lo largo y ancho de ciertos territorios. Es frecuente que dichas empresas procuren enviar al personal contratado a trabajar indistintamente a un lugar o a otro conforme a sus exclusivas necesidades. Sin embargo, tanto el lugar de trabajo como el horario de labores son condiciones laborales que no pueden ser modificadas unilateralmente por el patrón, a menos que así lo hayas consentido tú, al firmar un contrato que establezca dichas posibilidades.

Si una o ambas posibilidades no han sido adecuadamente incluidas en el contrato de trabajo que firmaste, te puedes negar a cumplir con exigencia. Si no se respeta tu derecho, la ley te ampara para que, al rescindir la relación laboral se te pague la indemnización correspondiente.

Falta de pago de comisiones

Las comisiones son, al igual que el salario, parte integrante de tus ingresos. Además, constituyen derechos devengados, es decir, se encuentran comprometidos al pago y, por ningún motivo, el patrón tiene justificado retenerlos.

Si este fuera el caso, tienes derecho a rescindir la relación laboral y exigir, además de las comisiones y salarios retenidos, el pago de la indemnización que por ley te corresponde.

¿A quién debo acudir por ayuda en caso de que me despidan?

Es muy importante que antes de promover alguna acción, firmar cualquier documento o aceptar alguna cantidad de dinero (por atractiva que parezca), te asesores convenientemente con un profesional del derecho laboral quien, con seguridad, te ayudará a elegir el mejor camino para proteger tus intereses.

Recuerda que la ley te protege. Tan solo evita caer en manos de oportunistas que, sin conocer el detalle de tu caso, te prometan obtener enormes cantidades de dinero pues te podrías arrepentir del resultado.

Asesoría Gratuita